Blog

Tiempo de renovación

The Star PictureVivimos un momento caracterizado por la insostenibilidad económica debido a que nuestra economía es una de las menos productivas de Europa, pero también por el aumento de corrupción. En muchas ocasiones están primando los intereses individuales sobre los generales, lo que desencadena una serie de desigualdades sociales, que hacen que vivamos en una constante incertidumbre de la que no sabemos cuándo nos libraremos. Esta situación debemos tomarla como fuente de superación y búsqueda de nuevas soluciones.

Durante el Siglo XX, se produjo la consolidación de regímenes autoritarios, un cambio radical en la relación de las fuerzas internacionales y un fuerte contraste entre un desarrollo del capitalismo y su mayor crisis económica. Pero también fue el siglo de la extensión democrática, la conquista de derechos civiles y políticos de los hombres y la creación de la sociedad de masas. Todos estos hechos fueron acompañados por una transformación profunda en la ciencia, el arte, la cultura y las comunicaciones, lo produjo una auténtica revolución que ha cambiado nuestra vida, y nuestra percepción del mundo.

En el campo del arte, los expresionistas reflejaron la soledad, la miseria y la amargura que invadió a los círculos artísticos intelectuales de la Alemania prebélica, así como de la Primera Guerra Mundial y del periodo de entreguerras. Ésta amargura trajo consigo un deseo de cambiar la vida, de buscar nuevas dimensiones a la imaginación y de renovar los lenguajes artísticos.

Uno de los artistas alemanes que renovó el arte, fue Kurt Schwitters, ya que en sus collages utiliza objetos cotidianos despreciados o rechazados (las latas, el cordel, los clavos, los periódicos amarillos…) y mediante su manipulación los dotaba de un nuevo significado con una dignidad innata. Esto sólo lo puede hacer una persona que posea una sensibilidad especial, la cual permite contemplar la realidad con una mirada fresca, además de una inagotable imaginación que acepte la existencia de la contradicción y la paradoja.

En el ámbito cultural local, necesitamos personas con esta mirada, capaces de utilizar los recursos limitados de que disponemos para avanzar promoviendo cambios a todos los niveles. Necesitamos profesionales formados que tengan un profundo amor a la sabiduría, que ejerzan su trabajo desde el rigor y para el bien social. Personas que disfruten con su trabajo y que sus motivaciones no estén vinculadas al ejercicio del poder; porque éste sólo lo otorga el conocimiento. Es importante que en el sector cultural participen personas que muestren una visión crítica del mundo y no únicamente de una ciudad porque esto supondría enseñar una parte sesgada de la realidad. Esta ciudad tiene grandes recursos no sólo a nivel material, sino también a nivel humano. Aprovechemoslos.

Publicado en El Diario de Ávila el 20 de febrero de 2013

Comparte este post con quien quieras

Este post tiene 0 Comentarios

Deja una respuesta





show
 
close
RT @GalElviraGonzal: La semana que viene abrimos nuestro nuevo espacio con una exposición de Waltercio Caldas. via @spascualh