Blog

Mirar

Canal de YukatanA lo largo de mi experiencia artística muchos familiares y amigos me han hecho preguntas como: ¿Cuáles son los criterios de valoración que siguen los mercados artísticos? ¿cómo podemos entender una obra de arte? ¿por qué apreciamos la sencillez,  la espontaneidad o la simplicidad? ¿cómo consideramos una obra en la que no se reconoce lo que se ve? Mediante mis colaboraciones en este periódico, intentaré contestar a éstas y otras preguntas desde un punto de vista  de ojeador del mundo. Veo la vida como fuente de acercamiento al arte, a la música , a la literatura e intento convertir esto en felicidad para mi día a día. El filósofo García Morente escribió: “A lo que más se parece el pensamiento es a la libre, serena y fácil actividad de la mirada”. Tenemos que mirar la esencia de las cosas, lo que exige una voluntad de pensamiento, una actitud crítica, la cual nos hace libres y en definitiva felices.

Observando nuestra rutina diaria, nos damos cuenta de que intentamos mantener un equilibrio: consiguiendo un trabajo, una familia y salud. Cuando conseguimos un puesto de trabajo o al amor de nuestra vida, pretendemos mantenerlo para siempre, intentamos mantener nuestros estados de felicidad mediante la inmovilidad. Y no nos damos cuenta de que todo está en un continuo flujo, por eso existe la noche y el día,  percibimos colores y la materia está en constante movimiento.

Cuando vemos una magnífica puesta de sol, somos conscientes de que ésta no durará eternamente, ya que después vendrá un largo periodo de oscuridad. Pero este magnífico momento tenemos que percibirlo, disfrutando, sintiendo y memorizando todas las sensaciones que nos aporta ese bello instante visual. Sin embargo, no todo el mundo está preparado para percibir la inmaterialidad de las cosas y en muchos casos pasa desapercibido para la mayoría de las personas .

El artista es un modesto ilustrador e informador que deja abierta su obra al espectador de forma que su trabajo produzca un verdadero placer al contemplarlo (como cuando leemos un libro). Y esto lo hace ejercitando su mente de tal forma que pueda penetrar e investigar en el  fondo de las cosas: un paisaje, la naturaleza, el ser humano… En definitiva, los artistas, mediante la mente, intentan materializar las sensaciones percibidas de manera que puedan alcanzar el alma de otras personas. Por eso en los momentos más difíciles hay que fomentar la cultura como transmisor de emociones y sentimientos que nos hacen ver que el vaso no está vacío sino medio lleno.

Tenemos que dejar atrás los utilitarismos y el pragmatismo que nos han llevado no sólo a una crisis económica, sino también social, moral y cultural; y ser conscientes de que la formación intelectual es necesaria y esencial para el ser humano. El  conocimiento otorga autoridad a quien lo ostenta, reporta un fortalecimiento de la personalidad, promueve un crecimiento de la persona, desarrollando la inteligencia emocional e intelectual, lo que permite tomar decisiones que nos permiten elegir nuestro propio camino.

Publicado en El Diario de Ávila en octubre

Comparte este post con quien quieras

Este post tiene 0 Comentarios

Deja una respuesta





show
 
close
RT @GalElviraGonzal: La semana que viene abrimos nuestro nuevo espacio con una exposición de Waltercio Caldas. via @spascualh