Blog

En busca de la verdad.

Captura de pantalla 2014-04-23 20.50.16Existe una necesidad por parte del ser humano de comprender el mundo. Mediante la admiración o el asombro, nos detenemos ante  las cosas y nos preguntamos por qué son así y no de otro modo, motivandonos a adquirir conocimientos en los diferentes aspectos económicos, sociales y culturales que nos den respuestas a estas preguntas. Es como tomar varias fotografías de un lugar desde varios puntos de vista, en diferentes momentos del día y por distintos operadores. El conjunto nos da una imagen más compleja, pero mucho más rica de nuestra realidad, que nos permite orientar el camino a seguir en la vida en busca de la verdad.

 Para ello, el hombre utiliza el razonamiento y el lenguaje como medio de comunicación que transmite contenidos. Existen diferentes tipos de lenguajes: el hablado, el escrito y los plásticos o musicales. Sin embargo, aunque existen muchas diferencias entre ellos, todos tienen un poder significativo y comunicativo. En el lenguaje escrito y oral, las palabras son los elementos del lenguaje que nos sirven para expresarnos, y debemos tener especial cuidado en elegirlas, ya que de esto depende la eficacia de  nuestra comunicación.

En las representaciones pictóricas o musicales el artista utiliza colores y sonidos que poseen mayor capacidad evocativa que el habla. No hay colores o ritmos en sí desprovistos de significación, sino que utilizados intencionadamente por el hombre siempre desembocan en una determinada significación, asociado a un momento histórico. Así cuando escuchamos  la música de Debussy viajamos a una época impresionista, cuando disfrutamos de cuadros como “El grito” de Much la utilización del color rojo  nos habla de la desesperanza o cuando vemos una iglesia gótica apreciamos un gran impulso vertical que nos conmueve.

El lenguaje utilizado por el artista transforma la materia. De esta forma, los materiales abandonan el mundo de la naturaleza para formar parte de una idea, un mensaje que abarca diferentes ámbitos: moral, filosofía, costumbres, arte; aspectos que acontecen en el momento en el que se realiza la obra, dotandola de un determinado estilo. De esta forma, el artista va abriendo puentes que  llevan a otra orilla, puertas que se abren a otro mundo, que nos hacen ver la realidad desde otro punto de vista. Posibilitan ir más allá de la propia obra,  rompiendo  los muros temporales.

 En definitiva, se trata de encontrar un camino en el que la persona va adquiriendo un espíritu crítico, que permite cuestionarnos la información que recibimos, ponerla en duda, mostrarnos escépticos o seleccionar aquello que más nos interesa para poder analizarlo y extraer conclusiones o juicios. Y este camino no es exclusivo de artistas o intelectuales, los cuales a través de sus escritos u obras nos muestran sus ideas, sino que cada uno de forma individual deberá analizar la realidad, formando escalas de valores que permitan actuar de acuerdo a propias convicciones, porque como decía Karl Popper : “La verdadera ignorancia no es la ausencia de conocimientos, sino el hecho de rehusarse a adquirirlos”.

Comparte este post con quien quieras

Este post tiene 0 Comentarios

Deja una respuesta





show
 
close
RT @GalElviraGonzal: La semana que viene abrimos nuestro nuevo espacio con una exposición de Waltercio Caldas. via @spascualh