Blog

Decidir

Exposción EpiscopioA lo largo de la vida adoptamos continuamente decisiones sobre qué hacer, cómo hacerlo, y por cuánto tiempo. Para ello nos tomamos un tiempo, razonamos , evaluamos, analizamos y balanceamos los costos y los beneficios que nos acarrearía tomar una u otra decisión. La vida es un viaje en el que cada uno es capitán de su propio barco, y las elecciones son maniobras que realizamos y que tienen un efecto determinante en la dirección a seguir.

Las decisiones reflejan nuestros valores, que son la fuerza orientadora hacia la consecución de propósitos y fortaleciendo el sentido del “deber ser”. Los valores involucran sentimientos y emociones haciendo que cuando valoramos la amistad nos moleste la rivalidad; o cuando valoramos la franqueza nos enoje la ironía.

Los artistas, cuando realizamos una obra, tenemos que elegir qué y cómo vamos a transmitir una idea, un argumento, un cuento, o un sentimiento que nos vincula con nuestro mundo. Estas elecciones expresan nuestra forma de pensar y de ser, lo que hace que seamos conscientes de lo que somos de una forma íntegra y sincera, sin tener en cuenta modelos externos, modas, tradiciones o creencias y aceptando las limitaciones y cualidades que poseemos.

Intentamos hacer lo que está en armonía con nuestro corazón. Nuestras acciones y las respuestas están vinculadas a talentos y potencialidades, haciendo que la creatividad fluya libremente dejando de lado la aceptación ajena. Sin embargo, cuando ésta se produce, actuando libremente, nos vemos recompensados por todos los sacrificios realizados.

Las condecoraciones, los premios y los reconocimientos no son tan importantes como las muestras de afecto. Desde esta “mirada distinta”, quiero agradecer a todas la personas que asistieron a la inauguración de mi exposición “Los No Lugares” en el Episcopio por el apoyo y el cariño recibido.

En estos días que está en boca de todos el nuevo ranking Forbes por el ascenso de Amancio Ortega, recuerdo una frase de Carlos Slim “El éxito no es hacer bien o muy bien las cosas y tener el reconocimiento de los demás. No es una opinión exterior, es un estado interior. Es la armonía del alma y de sus emociones, que necesita del amor, la familia, la amistad, la autenticidad, la integridad”. Pues eso.

Publicado en El Diario de Ávila el 6 de marzo del 2013

Comparte este post con quien quieras

Este post tiene 0 Comentarios

Deja una respuesta





show
 
close
RT @GalElviraGonzal: La semana que viene abrimos nuestro nuevo espacio con una exposición de Waltercio Caldas. via @spascualh