Blog

¿Qué es arte?

Cedida por Bibliojojo con licencia CC

Cedida por Bibliojojo con licencia CC

¿Qué es arte? ¿Quién es artista y quién no? Siempre que me hago este tipo de preguntas surgen, a su vez, otras que complican la cuestión. Si decidimos incluir en nuestra definición de arte la intencionalidad por crear, deberíamos dejar fuera a muchos grandes artistas que crearon sus obras con una única finalidad mísitica, mágica o religiosa. Los hombres de las cavernas, sin ir más lejos, eran meros cazadores reproductores, y sin embargo fueron capaces de hacer arte rupestre.

Podemos llegar a pensar que este criterio no es suficiente para discernir lo artístico de lo que no lo es. Pero entonces ¿qué es lo que diferencia arte de artesanía? Los dos manejan la plástica, uno con fines artísticos y otra con fines prácticos, aunque el artesano busque también la belleza como fin de sus obras. Entonces, el criterio de crear belleza tampoco se muestra como definitorio.

Ahora bien, si decidimos que para realizar una obra de arte no se requiere intencionalidad y tampoco la búsqueda de la belleza ¿qué es lo que determina lo artístico? En la actualidad, nos encontramos un panorama en el que aún se complican más las cosas por la ausencia de referentes. ¿Está todo inventado en el arte? ¿Tenemos todavía la capacidad para crear algo nuevo, o lo único que hacemos es prostituir de alguna manera las últimas tendencias ya aprobadas por los críticos o los profesores de universidad? ¿Estamos inmersos de lleno en un “todo vale”? ¿Hay alguien que pueda discernir con certeza lo artístico de lo simplemente plástico? ¿Quién escribe esa historia ahora? Mucho me temo que son las galerías, los promotores de ferias, las revistas del sector, los críticos… No creo que sea la sociedad, sino una microesfera que se comporta como una élite dentro de ésta, un grupo de elegidos/erigidos.

Actualmente nadie es artista por azar. Ahora ser artista se busca desde la formación y posterior deformación. En la actualidad, la cuestión que más define al artista es el concepto de la reimaginación, que fue acuñado por el gurú del mundo empresarial Tom Peters. En su libro Reimaging defiende la teoría de que las empresas actuales sólo pueden hacerse un hueco en el mercado en el caso de reinventar su estrategia día a día. Algo que también sucede en el arte, donde reinventarse forma parte del día a día.

El artista contemporáneo consigue serlo a través de la formación académica, logra expresar sus pensamientos e inquietudes mediante sus obras y reinventa el arte en la constante búsqueda de crear innovación, ya sea empleando nuevas técnicas o temáticas. Se trata pues de una forma de comunicar, de transformarse y de transformar la realidad que le rodea; para lo que es necesario poseer un gran entusiasmo que permita creer en uno mismo, en la capacidad de hacer, a pesar de que no se den las condiciones ideales. Charles Kingsley dice: “Actuamos como si el lujo y la comodidad fueran lo más importante en la vida, cuando lo único que necesitamos para ser realmente felices es algo por lo cual entusiasmarnos”.

Publicado en El Diario de Ávila el 20 de marzo del 2013

Comparte este post con quien quieras

Este post tiene 0 Comentarios

Deja una respuesta





show
 
close
RT @GalElviraGonzal: La semana que viene abrimos nuestro nuevo espacio con una exposición de Waltercio Caldas. via @spascualh